jueves, 29 de diciembre de 2016

Pandora (Henry James) (IMPEDIMENTA)

Libro donde se pone de manifiesto, más si cabe, dos constantes en la obra de Henry James; las distintas realidades en cuanto a costumbres y formas de vida, en las dos orillas del atlántico (según nos dice en la buena introducción Lale Gonzalez-Cotta: la relación entre América y Europa que James supo analizar con minuciosidad por ser él mismo una yuxtaposición de ambos mundos, americano por temperamento y europeo por estilo de vida.) y su preocupación por los entresijos de unas clases sociales cada vez más difuminadas, de hecho en esta nouvelle aparece una nueva figura que en cierto modo es el concepto nuclear de la historia, la chica hecha a sí misma. Esta encarnada por una joven (Pandora), de un pueblo pequeño en el interior del país, que nos la encontramos en las fiestas de sociedad frecuentadas por la élite social y económica; unas celebraciones que no puede acceder quien no tuviera la distinción necesaria, hasta tal punto que rara vez invitaban al Presidente de la Nación Maldita sea, solo queda un mes, seamos vulgares y divirtámonos un poco… Invitemos al presidente.”

Bien se cuida el autor de describirnos con meticulosidad el entorno de la dama y su familia, compuesta por los pusilánimes padres, un hermano chillón y una hermana pequeña sin modales. Nos la muestra como un clan sin distinción, chabacanos y sin ningún merito para encumbrarse en un estatus social superior, haciéndonos ver que todo lo conseguido es merito única y exclusivamente de Pandora; que a falta de cuna de prestigio, lo que consigue se debe a su inteligencia, virtud y buen hacer, en pos de un proposito que no nos lo descubre hasta las páginas finales.

La historia empieza en un barco de Europa a EE.UU., es aquí donde James nos presenta a los personajes, haciendo gala de sus magnificas descripciones y de su gran sentido del humor. El conde Otto Vogelstein, un diplomático alemán que llega a Washington para trabajar en la embajada y que en un principio nada hacía prever que se interesará ni de una manera sucinta por la dama que le aborda en el barco, piensa, con una ridícula disculpa. En el viaje queda constancia que el cuidado a los padres y el “gobierno” de la familia corren a cuenta de ella, siendo muy responsable a pesar de la temprana edad.

Una vez tomado posesión del cargo en la Embajada, y pareciendo que se ha olvidado de ella, es cuando se la vuelve a encontrar en una velada, en coloquio nada menos que con el mandatario de la Nación, extrañándose de la evolución manifestada por su compañera de travesía y dándonos a entender que ahora es él quien, no de una manera notoria, esta interesado en saber más de la “chica hecha a sí misma” —Mi querido Vogelstein, ella es la fruta más reciente y fresca de nuestra gran evolución americana. Es la chica hecha a sí misma.”

En la ultima parte de esta pequeña novela , durante una excursión náutica, es cuando Pandora más expone sus habilidades y su gran destreza para desenvolverse en ese circulo Parece como si le costase a usted creerlo —añadió Pandora—. A ustedes los alemanes les inspira tanto respeto la gente importante.” y donde el escritor nos descubre un secreto que nos privó durante toda la lectura, dejándonos sin elementos de juicio.

De los libros de Henry James leídos hasta el momento es de los que menos me han gustado, parece que el fin único de la narración, es darnos a entender lo que exponía en un principio, esa dicotomía entre los dos continentes, vaciando de contenido el argumento, pero siempre con el hilo común de la ironía, el humor y su calidad literaria.

Me gustaría reflejar algunas fragmentos que demuestra su gran sentido del humor:

El conde se preguntó qué clase de cultura se habrían traído consigo los señores Day de Italia, Grecia y Palestina (habían pasado dos años viajando y habían estado en todas partes), en especial cuando escuchó decir a su hija:
—Quería que papá y mamá viesen lo mejor. Los tuve tres horas en la Acrópolis. ¡Imagino que no podrán olvidarlo!
Tal vez fuese en Fidias o en Pericles en quienes pensaban aquellos dos mientras meditaban sentados con sus mantas, reflexionó Vogelstein.”

Alguna vez ha sabido usted que alternen los padres de una popular chica vestida de rosa y con una nariz tan peculiar?”

Ya se sabe que cuando el cerebro alemán se propone explicar las cosas no siempre consigue hacerlo en términos de simplicidad”


Y aquí me vais a permitir un párrafo donde esta resumido todo, leyéndolo detenidamente no haría falta ninguna reseña explicativa:

Sin duda, Pandora solo habría sido posible en América. El modo de vida americano le había abonado el terreno. No era disoluta, ni estaba emancipada, no era vulgar, ni indecorosa y no había en ella, al menos no de manera ostensible, un solo gramo de la pasta de que están hechas las cazafortunas. Se trataba tan solo de una persona popular y su éxito era exclusivamente personal. No había nacido con la cuchara de plata de la oportunidad social pero había terminado por empuñarla a fuerza de práctica honesta. Se la identificaba a través de una serie de rasgos pero principalmente, infaliblemente, por el aspecto de sus padres. Sus padres relataban su historia. Resultaba evidente lo poco que sus padres podrían haber contribuido a hacer de ella lo que era..”

Mi puntuación es de 5 sobre 10.



viernes, 23 de diciembre de 2016

El profesor (Charlotte Brontë) (ALBA)

No encontró editor. Fue escrita antes que Jane Eyre (1847), pero no fue publicada hasta 1857 (Charlotte Brontë murió en 1855).

Libro que resalta con especial énfasis las bondades del trabajo como medio para ganarse la vida, desdeñando por tanto las utilidades de una vida holgada y ociosa que le ofrecían sus parientes. Nos expone la renuncia incluso a la familia más cercana para adentrarse en un mundo desconocido, sin prever las consecuencias que este acto le puede deparar.

Nos muestra asimismo, como las conveniencias, los celos, la posición dominante; puede a base de tretas, intentar desestabilizar la vida de un hombre cuyo rumbo estaba desorientado y se encontraba a merced de sus superiores, y aún así, en dos ocasiones (con su hermano y con los directores del centro educativo), supo sobreponerse y mantener intacto su orgullo, para afrontar estas situaciones sin perder un ápice su dignidad “Yo añadí que mi deseo no era tanto ser ayudado como recibir los medios para ayudarme a mí mismo. No exigía esfuerzo de él, eso corría de mi cuenta.”

El comienzo de la historia nos sitúa en Inglaterra, y con un protagonista que tenía que elegir casarse con una de sus primas y mantener su estatus dentro de una noble saga familiar o renunciar a ello con todas sus consecuencias. Elige lo segundo y se va con un hermano que le proporciona trabajo, quizá con la única finalidad de alejarle de una familia que detestaba y sin ningún aprecio fraternal. Así comenzará las aventuras nuestro personaje que le llevará a Bélgica; un país desconocido, un mundo por descubrir, unas costumbres de difícil cumplimiento y un amor por explorar.

Gran libro; ameno, ágil, con el ritmo necesario para leer sin perder el interés hasta la última página, con una calidad literaria incuestionable y escrito en primera persona, siendo por ello mayor la afinidad con los interesados. Además que la autora hable con el lector en algunas ocasiones a lo largo de la obra, en mi, ya tiene mucho ganado “Bien, lector, durante las dos últimas páginas no he hecho más que darte miel de flores, pero no debes sustentarte únicamente de alimento tan exquisito. Así pues, prueba un poco la hiel, apenas unas gotas, para variar un poco.”

Hay que destacar la gran descripción que hace siempre de sus integrantes, ya sean físicas (en ocasiones excesivas) como en las reflexiones que se producen ante cualquier observación o dialogo; son muy buenas, nos mete en el interior de sus pensamientos haciendo en ocasiones un juego psicológico muy interesante sobre los comportamientos del interlocutor. Así se permite el lujo de comunicarnos quien va dominando la situación en una conversación o si la reacción del oponente es mera fachada para despistarle y le esta ofreciendo adrede esa iniciativa; muy conseguido.

En la parte negativa, que también la tiene, tengo dos observaciones que hacer. La primera: es muy “faltona”, bien encubriendolo con humor o de manera explicita , hace un reguero de insultos que no por la audacia en su desarrollo, resultan menos hirientes para sus destinatarios. Así pues los belgas y franceses (los mas vilipendiados), no sé como pueden leer un libro de estos y no sentirse indignados ante el torrente de insinuaciones y desprecios directos a su territorio, sus rasgos, así como a sus usanzas. La segunda: si bien en la casi totalidad del libro el ritmo y su argumento tienen la pausa necesaria y su desarrollo es perfecto para la identificación de los perfiles muy bien configurados, en la última parte el desenlace es muy rápido; en pocas páginas nos encontramos un mundo transcurrido sin apenas mención. Decir que esta segunda objeción, es mas testimonial que efectiva, pues lo verdaderamente interesante ya había tenido su tiempo.

Sé que Charlote Brontë vivió en Bruselas, no sé si tiene algo de autobiográfica (en Villette sí), pero de lo que estoy seguro es que la autora se identificaba con Frances, así como, que el profesor sería algo parecido a su prototipo de hombre ideal. Escritora en una época tan adversa para ellas, tenia que tener un deber de reivindicación muy acusado “—¡Ah, el mundo ha cambiado tanto desde nuestra juventud! —replicó la otra—. Los jóvenes son tan conservadores hoy en día.” y como en el caso de nuestra profesora no abandonar su oficio después del matrimonio “Mademosielle Henri necesita más bien mantenerse en un segundo plano. Y por otro lado, monsieur, creo que la ambición, la ambición literaria sobre todo, no es un sentimiento que deba abrigar la mente de una mujer.”

Por lo tanto, recomiendo de forma entusiasta la lectura de esta novela con el deseo, que esa tacita moraleja de los libros anglosajones de la época, donde el sustento esta basado en el esfuerzo, deje huella en el lector.

Mi puntuación es de 8 sobre 10.

Quiero exponer aquí en toda su extensión lo reflejado anteriormente, en lo referente a las afirmaciones tan categóricas e insultos que realiza a lo largo del libro. Juzgad vosotros:

  • ...una auténtica vieja francesa; había sido guapa, al menos eso decía ella, y yo me esforzaba en creerla; ahora era fea como sólo las viejas continentales pueden serlo”
  • Me convencí a primera vista de que no era belga, pues su cutis, su semblante, sus rasgos y su figura eran en todo diferentes de los belgas y pertenecían sin lugar a dudas al modelo de otra raza, una raza menos dotada de carnes abundantes y sangre caliente, menos jocunda, menos material e irreflexiva."
  • Pelet había llevado una vida de soltero al auténtico estilo francés, con el debido desdén hacia las limitaciones morales, y yo me dije que su vida de casado prometía ser también muy francesa.”
  • ¡Encomiable anciana! Habría sido capaz de besarla allí mismo, de no haber sido porque era demasiado vieja y gorda y tenía la cara demasiado roja.”
  • ...puesto que, no habiendo encontrado visos de sensibilidad en ningún rostro humano desde mi llegada a Bélgica, había empezado a considerarla casi como una cualidad fabulosa.”
  • Una noche, Pelet volvió a casa más tarde de lo que era habitual en él, y en un estado de inequívoca embriaguez, lo que era anómalo, puesto que, si bien compartía algunos de los peores defectos de sus compatriotas, también tenía al menos una de sus virtudes, a saber, la sobriedad.”
  • ...su modestia y su inteligencia me habrían inducido a ser benevolente y afectuoso con ella, pese a la fealdad casi horrenda de sus rasgos, la desproporción de su figura y la falta de vitalidad, casi cadavérica.”
  • Estos detalles parecerán muy extraños a los lectores ingleses, pero Bélgica no es Inglaterra y sus costumbres no son iguales que las nuestras.”
  • En general, las mujeres viejas del Continente, o al menos las belgas, se permiten una libertad de modales, habla y apariencia que nuestras venerables grandes damas rechazarían por absolutamente vergonzosa, y el rostro jovial de madame Reuter demostraba bien a las claras que no era una excepción a la regla de su país; en su ojo izquierdo brillaba una chispa lasciva;”
  • No hay más que pensar en la raza formal y estricta de las solteronas, esa raza que todos desprecian: se alimentan desde la juventud con máximas que las exhortan a la resignación y al sacrificio;”
  • Debes saber, ¡oh, lector incrédulo!, que un maestro tiene una relación algo diferente con una muchacha bonita, frívola y seguramente ignorante, de la que tiene una pareja de baile o un galán en el paseo.”


LIBROS DIARIO ABC.ES MADRID Día 08/02/2012

El amor prohibido de Charlotte Brontë, la autora de «Jane Eyre»

Salen a la luz las cartas que enviaba a su profesor, un hombre casado, con hijos y bastante mayor que ella.

Charlotte Brontë mantenía en secreto su amor hacia su profesor, el belga Constantin Heger, al que enviaba románticas cartas pese a que éste era bastante mayor que ella, estaba casado y tenía hijos.

Heger destruyó las misivas, pero su esposa las recuperó de la basura, las reconstruyó y conservó. Una de ellas, escrita en francés, dice así: «Si mi maestro me retira su amistad, no tendré esperanza».
En otra, con un epílogo en inglés, puede leerse: «Debo decirle algo en inglés -Me gustaría haberle escrito más cartas alegres porque cuando las termino y releo las encuentro bastante oscuras- pero perdóneme, mi querido maestro, -espero que no le irrite mi tristeza- según las palabras de la Biblia: "La boca habla de la abundancia del corazón", y realmente me cuesta mucho trabajo estar alegre desde que creo que no volveremos a vernos».
Esta última carta fue escrita en 1844, dos años después de que Brontë, que por entonces tenía 28 años, conociera a Heger, su tutor, y tres años antes de la publicación de «Jane Eyre», su primera gran obra.
La historia que Brontë protagonizó en su vida personal pudo inspirar la trama de su novela «Villette», publicada en 1853 y en la que cuenta las desventuras de una joven por su amor no correspondido hacia un profesor belga.

Confesión en el lecho de muerte

Según recoge «The Telegraph», cuando su hija le mostró a Heger las cartas en su lecho de muerte, Charlotte Brontë ya había fallecido a los 38 años siendo una reconocida escritora. La familia decidió entonces ocultar la correspondencia y el amor de la autora hacia Heger fue omitido con mucho tacto de una biografía escrita por su amiga, Elizabeth Gaskell.
Rachel Foss, de la Biblioteca Británica, dijo al «Telegraph»: «Pese a haber sido quemadas, vendidas, cortadas y destruidas, es increíble que estas cartas hayan sobrevivido. Es muy sugestivo y conmovedor ver los puntos de sutura, te da la sensación de que tenían una historia que contar».



lunes, 12 de diciembre de 2016

LAS HERMANAS BUNNER (Edith Wharton) (CONTRASEÑA)

Escrita en 1892 y publicada en 1916.

Los que conocen mejor que yo a esta autora, dicen que esta novela es la menos “Wharton” de todas y en verdad me preocupa, pues no sé si debido o a pesar de ello, es una de las que más me han gustado.

Es cierto que nos sitúa en un ambiente muy diferente al que estamos habituados, se aleja de una manera radical de todo el boato que hace gala en continuas ocasiones, abandona los quehaceres de las élites para bajar de una manera radical a lo mas modesto de una sociedad en la que conseguir lo básico para subsistir no siempre era un camino de rosas.

Donde se acentúa más esa diferencia, no es tanto en lo reflejado anteriormente, como en la forma de afrontar las situaciones y los diálogos atenuados de esa sagacidad y mordiente acostumbrados. El sarcasmo, en esta novela se convierte, como si de otra escritora se tratara, en una continua comprensión y aceptación en lo referente a nuestras protagonistas. Muy plano, no hay doble intención en sus coloquios, la causticidad la relega a una aquiescencia exagerada, le falta esa chispa critica tan inteligente que inunda de controvertidas situaciones otros relatos.

Asimismo no deja nada a la interpretación del lector, nos lo entrega “masticado”, privándonos de esas cavilaciones no siempre acertadas, y que decir de esos finales abiertos tan frecuentes y que tanto detesto.

Así pues, reconociendo esto y a pesar de ello, creo que se trata de un relato muy bien hilvanado, que lo desarrolla de una manera magistral, te conmueve desde la primera página, te metes de lleno en la historia, justificas la abnegación de la hermana mayor, y aunque pueda ser previsible el resultado, nadie se imagina en que condiciones se presenta Eso parece —repuso plácidamente su pretendiente—. Usted me viene como anillo al dedo, señorita Bunner. Esa es la verrdad.”

Al comienzo nos emplaza en un barrio de Nueva York donde la la limpieza deja mucho que desear y el abandono campa a sus anchas. Nos encontramos una mercería que son el sustento y la residencia de las Ann Eliza y Evelina, viviendo en condiciones no muy agradables obtenían lo suficiente para vivir sin pasar necesidades. El diferente carácter de las hermanas y y la aparición de un vecino nuevo, será lo que desató los acontecimientos venideros Sus labios esbozaron una sonrisa que dejó al descubierto una dentadura amarillenta a la que le faltaba un par de piezas; sin embargo, a pesar de esa revelación, Ann Eliza juzgó muy agradable esa sonrisa”.

Destacar un recurso muy recurrente en Wharton, el sacrificio. Renunciar a supuesta felicidad en beneficio de otra persona (en este caso su hermana), a sabiendas que el futuro no era muy prometedor y lo mas triste, que fue en vano Lo peor de todo eran las comidas en soledad, en las que seguía apartando distraída el mayor pedazo de bizcocho para Evelina”.

A destacar la aparición de un reloj que se puede entender como un elemento cargado de simbolismo, mostrando (entiendo) con precisión como se iba consumiendo una vida en dependencia directa de otra o simplemente como se iba acercando ese final que el destino las tenia reservadas. Su aparición fue lo que desencadenó la desgracia en “nuestra” tiendaEvelina bajó la mirada mientras él leía. Fue una velada muy hermosa, y Ann Eliza pensó después que su vida podría haber sido muy distinta junto a un hombre que leyera poesía, como el señor Ramy”.

De una manera o de otra, lo que en todo momento esta de manifiesto es su calidad, esa prosa tan bien encadenada que hace que la atención no decaiga en ningún momento. Por lo tanto se trata de un libro muy aconsejable, que con un estilo propio o ajeno, siempre nos hará disfrutar.


Mi puntuación es de 8 sobre 10.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Otra vuelta de tuerca (Henry James) (DEBOLSILLO)

Escrita en 1898, estamos ante un libro de referencia en las llamadas historias de fantasmas y como tal, no podían faltar sobresaltos, secretos y unas dosis de inquietantes y sorprendentes apariciones que suscitará en el lector mas de un susto, por muy avisado que esté.

El autor al igual que en libros anteriores maneja de una manera muy diestra las cuotas de información y su planteamiento, y así lo que en un principio percibías como algo diáfano, en el transcurso de su lectura te puede parecer todo lo contrario. No solamente eso, sino que con ese proceder te induce de una manera calculada a aceptar como buenos todas sus tacitas propuestas, creo que no deja nada a la improvisación, todos sus adjetivos, silencios, vacilaciones son deliberadas, creando un universo magistral que solo él puede permitirse.

El libro nos narra la historia de una chica que es aceptada como Institutriz para la educación de dos niños. El tío oficialmente es el tutor debido a la muerte de sus progenitores, pero dejará en manos de ella todas las obligaciones para conseguir ese fin e incluso exige como premisa para la aceptación del cargo, que no se le moleste bajo ningún concepto.

Una vez que toma posesión y llega a la mansión de Bly donde tiene que realizar sus funciones y con el convencimiento por parte del lector que existe un afecto más profundo que el de patrono y empleada pese haberse visto solo en dos ocasiones, comienza a conocer al servicio y principalmente a Grose, la ama de llaves que en todo momento estará a su lado y que se convertirá en su confidente.

Cuando entran en escena los hijos Miles y Flora (principalmente el hijo), expulsado de un colegio por su conducta inadecuada, es cuando comienza el juego psicológico de recrearse con los distintos posicionamientos del lector, pues si bien el punto de vista en todo momento es el de la Institutriz, dando por cierto todas sus aseveraciones (evidentemente), crea un aura de turbación en torno a los niños, como si de cómplices necesarios se tratase, todo ello aderezado con la supuesta ingenuidad de la ama de llaves.

No sabes de una manera cierta si las apariciones solo las ve ella, como fue la relación de los niños con su anterior cuidadora y empleado, si Grose cuenta todo lo que sabe de un pasado que le cuesta asumir, si ese supuesto amor que siente por el Señor le hace no contarle nada y concederse responsabilidades que no la corresponden, que las apariciones solo son producto de su imaginación y por último y a modo de resumen de los supuestos anteriores, si le viene grande el puesto.

Al leer el libro recomiendo que tratándose de Henry James, se tenga en cuenta hasta lo más nimio, te facilitarán pistas que en otros no sucede, y si se puede, realizar una segunda lectura. Seguro que, aún siendo pequeña la novela en extensión, te encuentras algún apunte que en un principio se te pasó por alto.

Y para finalizar esta reseña lo voy a hacer exponiendo los interrogantes que me he hecho y que creo reflejan de una manera amplia los entresijos de la narración: los orígenes de la chica (humildes, hija pequeña de un pastor y rodeado de hermanos) ¿pueden tener cierta trascendencia en sus posibles imaginaciones y en su afecto al Señor en solo dos encuentros?; en la segunda mitad de la narración se vuelve demasiado afectuosa con los niños, sobreprotegiendolos (achuchones en exceso, etc), ¿ha perdido el control de la situación?; ¿por que el tío no quiere recibir ninguna información, tenia miedo de algo?; el proceder tan virtuoso de los niños creando una sospecha de ser los objetivos de los espíritus, ¿es en todo momento calculado?; ¿cual era la relación más que amistosa entre los dos empleados (Jessel y Quint) y de estos con los niños a la hora de dar verosimilitud a las apariciones?; ¿Grose no le dice en ningún momento que Peter Quint (antiguo empleado) es pelirrojo y al confesar su primera visión da este dato como cierto? Era pelirrojo, muy pelirrojo, con el pelo muy rizado, y el rostro pálido, alargado, correcto de rasgos, con unas patillas pequeñas, un poco raras, tan pelirrojas como el pelo; ¿porque al recibir la carta del colegio comunicando que ha sido expulsado no investiga en profundidad las causas?; y para finalizar, el imprevisible desenlace. Creo que si se sabe la respuesta a la mayoría de estas preguntas, se puede dar con la clave de un relato, que no por ambiguo, es menos recomendable.

No dejen de leer el libro, hagan hueco para él y si puede ser de noche... mejor.


Mi puntuación es de 8 sobre 10.

martes, 22 de noviembre de 2016

El custodio (Anthony Trollope) (ALFAGUARA)

Escrito en 1855 por Anthony Trollope, se trata de un libro que va mas allá de la historia que nos describe. Plantea una serie de situaciones, donde la conciencia y el saber en todo momento que se obra con probidad, se antepone a todas las normas y subterfugios legales, que si bien se integran en un ordenamiento jurídico consagrado, no forman parte de una reflexión profunda acerca de si se actúa de una manera fidedigna a las estipulaciones de un testamento, transcrito para cubrir las necesidades de personas mayores necesitadas. “hay una persona que lo pone en duda…, el más importante de todos los testigos en mi contra…, yo mismo lo pongo en duda.

Nos cuenta como el reverendo Harding, chantre de Barchester, viudo, con dos hijas y custodio de un asilo donde residen doce ancianos sin recursos, se ve envuelto en una batalla legal, por ver si los emolumentos que recibe son los que en verdad le corresponden. Al demandante, que también nos lo esboza como un hombre integro, que salvaguarda los derechos de los ciudadanos, le guía en todo momento hacer justicia de algo, que de una manera u otra repercute en el bien común y sobre todo en el futuro de los ocupantes de la residencia. Habiendo intereses personales por medio (una hija esta casada con el arcediano que es el superior del custodio, y el impulsor de la demanda, John Bold, es el prometido de la otra), poco importará que prosiga o no el pleito que inició, pues lo relevante para Harding es si su situación es honesta y se ajusta a derecho. De tal magnitud es esa pugna interna, que le hace plantearse dimitir y volver a su destino original en caso de demostrarse su mala praxis. —Pero si esos ingresos no me pertenecen en justicia, ¿qué hay de malo en que los dos tengamos que vivir de la caridad? —dijo finalmente el custodio

Nos muestra de una manera diáfana, el poder omnímodo de la prensa (a lo Ciudadano Kane). Se puede convertir en juez y parte de la causas que apadrina, siendo instigadora y cómplice para declinar sentencias según sus pretensiones. Así en el caso que nos ocupa, un ataque tremendo e inusitado hacia nuestro protagonista y por ende a toda la iglesia, que en extremo es la verdadera destinataria del aluvión de ataques.Dicen que el Júpiter vende diariamente ochenta mil ejemplares, y que cada uno de ellos lo leen por lo menos cinco personas. Cuatrocientos mil lectores, por consiguiente, tendrían noticia de la acusación lanzada contra él;” “El Júpiter es en Inglaterra lo que el zar en Rusia o el populacho en América

Si alguien por leer lo anterior se piensa que es un libro denso y aburrido, que se le quite de la cabeza. Es muy buen libro, entretenido, ágil, el escritor se permite el lujo de hablar con el lector lo que hace que te metas más en la trama, de una calidad incuestionable, unos perfiles muy cuidados, descripciones fehacientes de la época y con un amplio y excelente sentido del humor, que te hace desear retomar su lectura y seguir disfrutando.—y le obsequió con una espantosa sonrisa, que puso plenamente de manifiesto la extensión de sus desdichas” “Nunca discutía con su esposa, pero tampoco conversaba con ella”Aunque regentaba una casa de comidas donde se servían crustáceos, la mujer era muy cortés y le explicó cómo llegar a un salón de fumadores” “distribuiría todos los diezmos entre metodistas, bautistas y otras tribus salvajes;

Me gustaría destacar la actitud de los ancianos como pretexto para poner de manifiesto la codicia connatural al genero humano. Las condiciones de los doce asilados es perfecta, gozan de todas las comodidades, un suplemento adicional además del asignado y un trato mas que afectuoso (todos fueron acogidos por encontrarse en situaciones desesperadas). Al iniciarse el litigio les comentan, estando muchos de ellos a las puertas de sus últimos días, la posibilidad de obtener pingues beneficios a costa de firmar en contra del responsable de la Institución, aún reconociendo el trato exquisito del que han sido objeto. Todos menos uno firman esa reclamación manipulada por los leguleyos (los únicos que se lucran de esta interpelación) con aviesas intenciones, que a la postre se convertirá en un quebranto para ellos. Nunca hay que esperar demasiado de la carne y de la sangre, ni siquiera en el caso de los asilados de John Hiram; y la promesa firme de cien libras al año por cabeza había hecho mella en la mayoría.

Hay que tener en cuenta este nombre para futuras lecturas.

Mi puntuación es de 7,5 sobre 10.


Joseph Pulitzer

«El periodista tiene una posición que es toda suya. Solo él tiene el privilegio de moldear la opinión, tocando los corazones y apelando a la razón de cientos de miles cada día. He aquí la más fascinante de todas las profesiones»

jueves, 10 de noviembre de 2016

Callejón sin salida (Charles Dickens y Wilkie Collins) (PENINSULA)

Que placer tropezarse con un libro como este donde el entretenimiento esta asegurado. Nos encontramos con esa prosa tan exquisita propia de los buenos escritores de la época, ese hilar las secuencias de la trama tan apropiado para que no decaiga en ningún momento y con ese desenlace de misterio garantizado hasta la última página.

Tratándose de estos dos escritores, no se podía esperar otra cosa que no fuera una literatura con mayúsculas y un argumento con la intriga y el ritmo necesario para desear retomar la lectura en cualquier momento. Imaginamos que el arcano corre a cargo de Wilkie Collins y la magnifica descripción de los personajes y el innegable estilo, correspondería a Charles Dickens, sin quitarles ningun merito a ambos en sus otras facetas.

Nos habla de un niño que le recogen de un orfanato y le cambia la vida hasta tal punto que se encuentra a cargo de una empresa bodeguera con un gran futuro por delante. El azar y la honradez de nuestro protagonista hace que todo se complique, dándose una serie de acontecimientos que nos cautivaran y hará que deseemos averiguar con gran avidez la conclusión a esta maraña de situaciones.

Están presente las encorsetadas normas del periodo en la que se sitúa la novela, de soslayo nos hace referencia a las dificultades de unir familias de distinta clase social, la picaresca “mercantil”, una buena descripción ambiental, tiene mucho de aventura, viajes, amor.... pero lo que más me llamó la atención, fue el sentido del humor tan inteligente y tan bien llevado que desprende a raudales y que hace de esta obra muy amena su lectura.

He aquí algunos ejemplos:

Los dos hombres miraron las caras de los dos perros. Los dos perros, al menos con idéntica inteligencia, miraron las caras de los dos hombres”.
Su aire sugería la etapa otoñal de la vida humana. En el curso de la velada demostró unas capacidades extraordinarias. Una era la del silencio; la otra era la de vaciar botellas”.
El caso era desesperado. Dos consideraciones serias se concretaron en la mente de Vendale. ¿Era posible meter a Madame Dor en la estufa? No cabía dentro de la estufa. ¿Era posible tratar a Madame Dor no como a una mujer viva sino como a un objeto del mobiliario?”.

No creo que haga falta decir más para definir el libro (se hizo en un principio como si de una obra de teatro se tratara), me podía extender en explicar la vida y creación literaria de los dos autores, así como su relación de amistad, pero como quiero seguir siendo fiel a realizar las reseñas exclusivamente del libro, solo me queda decir que no te arrepentirás de leerlo, que te reirás mucho y que desde la primera hoja percibirás que estas leyendo literatura de la más alta calidad.

Mi puntuación es 7,5 sobre 10.


jueves, 3 de noviembre de 2016

OFELIA DESCALZA, LECTURA CONJUNTA (CHARLA Y TERTULIA)


Este mes de noviembre lo vamos a dedicar al libro de Desirée Ruiz, "Ofelia Descalza". Para ello y debido al éxito obtenido en los dos libros anteriormente debatidos ("El sueño del árbol y "Mientras sorprendan los días" de Sara Mañero), vamos a utilizar la misma formula.

Empezaremos el miércoles día 9 de noviembre a las 21:00 con preguntas de cada uno de los participantes a la autora, que nos contestará en vivo a todas nuestras dudas (al final, debido a lo desenfadado del encuentro, se acaba convirtiendo en una charla "a lo mesa camilla"). Y el miércoles día 16 de noviembre a las 21:00, se realizará una tertulia para manifestar nuestras opiniones.

Os espero a tod@s, se trata de pasar un buen rato y seguro que lo conseguimos...Gracias


“Laura. Te amo. Eternamente. Entre ondas y nubes.”
Esta enigmática frase en la esquina de un lienzo inacabado, que representa la figura desnuda de una mujer sin rostro, supondrá para Marcela una inesperada encrucijada en su vida anodina.Cuando su hermano Jaime, un fotógrafo solitario y viajero, muere en un absurdo accidente, entra por primera vez en su estudio y descubre la existencia de una intensa historia de amor frustrado de la que nada sabía hasta entonces.
Acompañada de Victoria, su mejor amiga, Marcela comenzará a darse cuenta de que no conocía realmente a su hermano, y que su carácter solitario e inaccesible respondía a una serie de dramáticos acontecimientos de su infancia que ella ignoraba. Ahogada por un matrimonio infeliz y por la falta de objetivos, el deseo de encontrar a esa misteriosa Laura, tan apenas esbozada en el lienzo, enciende una pequeña chispa en su interior que termina por convertirse en un verdadero fuego renovador cuando conoce a doña Alma del Río, cuñada de Victoria y dueña de Ofelia Descalza, un pequeño anticuario cuya trastienda oculta algo más que bellas piezas restauradas.
En su búsqueda, las amigas irán descubriendo una historia de traición, engaño, muerte y trágicos errores; pero también conocerán personas extraordinarias y dispares, historias de amor y amistad inquebrantables y, por último, se reencontrarán con ellas mismas.

jueves, 27 de octubre de 2016

Kokoro (Natsume Soseki) (GREDOS)

Es un libro sincero. Por sincero entiendo que no tiene pliegues, todo lo que el autor nos quiere transmitir está a la vista, nos lo va exponiendo con un ritmo pausado, que no tedioso, y finalmente consigue que un misterio bien llevado, nos atrape. No hay sobresaltos, no hay giros, y ninguna maniobra de distracción nos hace perder el hilo argumental.

Nos detalla una relación entre dos personas con una diferencia de edad considerable, se supone que uno es el maestro (sensei) y otro el joven que esta ávido de escuchar sus consejos y recomendaciones, pero a lo largo de la novela se convierte en una ilación de mutua complicidad, detallándose las vivencias de cada uno en un vinculo un tanto peculiar, pues sí en el albor nos podía hacer entender, debido a la manera de conocerse “Cuando empezó a nadar solo, dejando atrás a toda la gente, tan bulliciosa como ayer, me entraron de repente ganas de seguirle”, o a la forma de expresar sus sentimientos “Pensaba en sensei que no había contestado a mi carta (…) Por eso estar alejado de sensei me causaba tanto dolor.”, que podía tratarse de una relación sentimental, no lo menciona de forma alguna a lo largo de la narración, bien sea debido a la época que fue escrito (1914), a la deliberada intención del escritor que el lector tenga su propia percepción, a las particularidades existentes entre la cultura asiática y la nuestra o simplemente a que los silencios hablan más que las palabras.

Es una obra intimista, ante nuestros ojos se van desgranando a corazón (kokoro) abierto, algunas situaciones domesticas inherentes a la condición humana, así tenemos las relaciones familiares no siempre bienintencionadas, la forma tan original de cortejo y sus distintas apreciaciones, las costumbres tan diferentes, la espiritualidad, la amistad, el amor Enamorarse era un delito, me había dicho una vez”, y en lo que se centra más el libro, en un sentimiento de culpa que esta presente en todos los comportamientos, impidiendo llevar una vida ordinaria. Todo gira alrededor de nuestros episodios, somos culpables y por qué no, rehenes de nuestros actos, máxime cuando las consecuencias han sido devastadoras; no nos podemos desprender nunca del daño infligido por mucho que cambie el estado de nuestra cotidianidad. “Sensei no reaccionaba al cariño de la gente porque se despreciaba a sí mismo y no por menosprecio a los demás”.

El cambio de narrador nos indica quien asume el papel predominante en el recorrido de la historia, si bien el “alumno” es el que nos describe gran parte de la obra, en el último tramo, es “sensei” quien se hace acreedor de ello al iniciar sus confesiones mas ocultas. Nos hace participe subrayando la esencialidad de lo desarrollado en cada momento. Alumno:“ Por eso, no me parece nada exagerado afirmar que la fuerza de sensei estaba en mi carne y que su espíritu corría por mi sangre” Sensei: “Como no tenía a mano otro remedio, decidí vivir como si ya hubiera muerto

Su carácter testimonial nos hace valorar los pequeños detalles en los que el libro hace especial hincapié, nos muestra las hondas implicaciones entre lo nimio y lo trascendental para conseguir un equilibrio “Antes de morir he podido verte graduado. ¿No te parece justo que esto me cause una gran y última alegría?”.

Como nota curiosa, resaltar que en principio fue publicada en un periódico japones por series con lo que me hace entender mejor algún guiño a la actualidad, como el suicidio del General Nogi, que tanta influencia tuvo en nuestro protagonista. “Tanto el cuerpo como el espíritu tienen capacidad para desarrollarse o para arruinarse dependiendo de los estímulos exteriores”.

He leído que es la obra maestra de Natsume Soseki. No puedo confirmarlo, pues es el primero que leo de él, pero que nadie espere un libro espectacular, de grandes vaivenes en su trama y por consiguiente un libro trepidante. Esa pausa, ese ritmo continuo y regular es lo que nos hace ir reflexionando sobre los pormenores que representan en este libro su virtud, conviviendo día a día con dos personas sencillas; una con la conciencia maltrecha y otra con la conciencia por descubrir.


Mi puntuación es de 8 sobre 10.

martes, 18 de octubre de 2016

A sangre y fuego (Henryk Sienkiewicz) (CIUDADELA)

Relato épico de un Premio Nobel que con sus aventuras nos hace revivir una parte de la historia, no por lejana menos interesante. Gran libro...

Se podría decir que estamos ante un libro de aventuras, fluido, muy ameno, fácil de leer, y a pesar de todos los nombres y regiones que aparecen, sin ninguna dificultad en su comprensión. He tenido la sensación que estaba ante uno de aquellos relatos infantiles en que la princesa era raptada y con arrojo se apresuraban a rescatarla los héroes, a los que llamábamos “los buenos”. Pues bien es algo parecido, nos lleva de viaje de un sitio a otro (la mayoría con unos nombres muy bonitos), viviendo sus andanzas, pero siempre con el cometido de no decaer el interés y la intriga que nos depara en cada una de sus páginas.

Nos narra la contienda que tuvo lugar en el siglo XVII por hacerse con el poder en los dominios de lo que hoy conocemos por Centro Europa, Rusia, Hungría, Ucrania, Crimea, etc (casi un millon de kilómetros cuadrados), tierras de inmensas llanuras atravesadas por dos gigantescos ríos, el Dnieper y el Dniester. Se trató de una sublevación contra el poder de la Republica ostentado por los Polacos y Lituanos con sede en Varsovia. Nos detalla una cantidad ingente de ejercitos (zaporogo, cosacos, tártaros, turcos, prusianos, suecos, branderburgueses...), nacionalidades y provincias que se levantaron, describiéndonos las batallas con todo lujo de detalles y en ocasiones con gran crudeza “ El caudillo rebelde mandaba una masa formidable de pueblo, recogido en el Don, en el Danubio, y con ella el kan al frente de sus hordas de Crimea, de Vialogro, de Nobay y de Dobrutcha (…) para seguir los pendones de los circasianos, valacos, turcos, rumelios y aun búlgaros y serbios

No obstante he empezado diciendo que me parecía más un libro de aventuras, que histórico, pues la inclinación personal del escritor hacia uno de los bandos es tan diáfana, que nos hacer ver esta revolución como unos desarrapados levantados en armas, sin mas justificación que las luchas personales de sus lideres, olvidándose que lo que pretendían era adquirir unos derechos que le habían sido privados por la nobleza. No conozco los detalles en profundidad, y es posible que yo tampoco este en lo cierto, pero la apología hacia los Polacos es tan sangrante que me hace desconfiar de la realidad de los acontecimientos, aunque por nuestros ojos vamos a ver desfilar algunos nombres como Vladislao IV, Juan II Casimiro, Rakoczi II y Carlos X, que no son ficción.

El protagonista es un coronel del ejercito polaco, Juan Kresuski, que con sus tres amigos (Podbipieta, Zagloba y Volodiovski) y las misiones que le son encomendadas, tienen que encontrar un hueco para salvar a la princesa, (la novia de nuestro héroe) que es retenida por un malvado que también esta enamorado de ella.....os suena verdad. Toda la ferocidad que muestra cuando esta al mando de los ejércitos, se convierte en fragilidad cuando se trata de su amada “Sí, es la primera vez que os veo; pero al conoceros me he olvidado de mí mismo y advierto ahora que, siendo un soldado libre, me he convertido en un prisionero. Se ve que tal era la voluntad de Dios. El amor es como un dardo que atraviesa el corazón de improviso, y yo siento la herida, a pesar de que ayer me hubiera burlado de quien me lo predijera”.

Quisiera hacer mención, que se escribió en 1884 y se nota. Al leerlo tenemos que tenerlo en cuenta. Si bien parte del motivo de la guerra fue algo tan actual como el conflicto religioso (los tártaros eran musulmanes), sí que nos resulta lejano esas declaraciones de dignidad, honor, lealtad, fe, honra y sobre todo un fervor religioso desmesurado, que es el que les empuja a no dejar las armas hasta que el Santísimo este a salvo de sus enemigos.

Destacar también, aunque parezca raro en medio de toda esta vorágine de sables, cabezas cortadas, cuerpos mutilados.., su gran sentido de humor. Tenemos al gran Zagloba, borrachin y pendenciero, que nos deleita con sus sarcasmos y consigue arrancarnos una sonrisa en no pocas ocasiones; convirtiéndose a la larga en parte nuclear de la historia “Acordaos, sobre todo, de que sois muda. Si os preguntan, contestad siempre: «¡Hum! ¡Hum! ¡Hum!». Os he dicho que me llaméis Onofre, pero ahora caigo en que los mudos no hablan; tranquilizaos, hablaré yo por los dos

Me gustaría detallar aquí algunas palabras “descubiertas” en este libro que me han llamado la atención y me resultan curiosas y por que no agradables: El ejercito Zaporogo, El Estarosta, Atamán, El Castellano (un cargo), Protonotario, Ejercito Valaco, Jenízaros, Cosacos, Tártaros, Dragones, Húsares, Palatino, La Dieta, Rutenos, los Loboda, los Klasko, los Valevaiko, los Pavluk, los régulos de Ucrania…..

En definitiva, un libro con el que vamos a pasar muy buenos momentos, los peligros y romances de nuestros protagonistas los vamos a vivir junto a ellos y entre todos intentaremos liberar a la princesa del villano Bohun..

Mi puntuación es de 7 sobre 10.



miércoles, 28 de septiembre de 2016

Historia de una escalera (Buero Vallejo) (AUSTRAL)

Todos sabemos que existen libros, películas, cuadros....que van mas allá de lo que podemos observar en su interior. Nos retrotraen a un momento o a una época determinada y nos transmiten algo que no esta en la superficie, algo que nos sirve de referencia para demostrarnos que hubieron momentos diferentes a los actuales, muy duros en la mayoría de los casos y que es bueno no olvidar para no correr el riesgo de repetir.

Estamos ante una obra de teatro que cumple con creces estas connotaciones. Escrita entre el 47 y 48, se estrenó en 1949, Buero Vallejo nos quiere manifestar a través de sus paginas (guión), la sociedad en ese momento de nuestra historia en que los rescoldos de una guerra seguía constituyendo una losa difícil de vadear. Nos presenta las vivencias de una comunidad de vecinos y sus artimañas para capear las terribles dificultades de todo tipo que les sucedían a diario, mezclándose con los sentimientos de los ocupantes del descansillo, incluido esos anhelos que saben nunca podrán alcanzar.

La obra esta dividida en tres actos:

En el primero esta el detalle del cobrador de la luz, que es un fiel reflejo de lo dicho anteriormente pues nos expone claramente los aprietos a la hora de hacer frente al recibo. Nos muestra también, las parejas que se pueden formar en la vecindad y las ansias de cambio para poder salir de esa comunidad de clase baja que nos presenta.Carmina, desde mañana voy a trabajar de firme por ti. Quiero salir de esta pobreza, de este sucio ambiente. Salir y sacarte a ti. Dejar para siempre los chismorreos, las broncas entre vecinos… Acabar con la angustia del dinero escaso, de los favores que abochornan como una bofetada, de los padres que nos abruman con su torpeza y su cariño servil, irracional…”

En el segundo han pasado diez años, con sus correspondientes fallecimientos, pero transcurriendo la vida con las mismas necesidades y las mismas aspiraciones. Aquí nos detalla muy bien la figura del vividor y el maltrato que le inflige a su pareja, así como las relaciones delicadas paterno filiales, llegando al punto de no dirigirse la palabra y tener noticias solo por la hermana, ante su fingida indiferencia para saberlas¡Calla y déjame hablar! Como el café y el vino no son buenos a la vejez…, pues los fui guardando. A mí, Rosa no me importa nada. Pero si te sirve de consuelo…, puedes dárselos”. A su vez nos muestra en este acto, y creo que es lo mas importante, que las parejas de novios que se formaron en el primero no han llegado a buen puerto, el poder del dinero ha prevalecido (pone de manifiesto del egoísmo innato del ser humano) y nos encontramos a una comunidad enfrentada por rencores del pasado, que aguantándose por necesidad de la convivencia, no olvidan.

En el tercero han pasado 20 años, han muerto muchos de nuestros protagonistas y ahora son los hijos los que intervienen en la obra. Nos recrea los mismos deseos que tenían sus padres, se crean parejas similares, se van al mismo sitio a fumar a escondidas....no ha cambiado nada, continúan queriendo salir de ese estatus impuesto y como en una noria les empuja hacia el mismo lugar . Introduce en este acto unos vecinos nuevos que han venido a la comunidad y que representan otra posición (el progreso), quejándose con prepotencia de los vecinos antiguos y de los caseros Sólo necesitaría que alguno de estos vecinos antiguos se mudase, para ocupar un exterior. Después de desinfectarlo y pintarlo, podría recibir gente”.

Todo esta escrito en un lenguaje muy fluido, a veces con las vulgaridades necesarias para ponernos en situación, los personajes bien caracterizados, los detalles muy cuidados y un entorno sórdido de una España sórdida.

Esta es la composición a grandes rasgos de esta pequeña obra que como todas en aquella época tenia
que decir muchas cosas sin que apenas se notara, todas eran interpretaciones del lector pero con la certeza que había algo más que lo reflejado en sus lineas. Fueron tiempos difíciles, esta obra, tuvo y tiene mucho recorrido, yo la vi en los años setenta, plagado de juventud, de toda la emoción que suponía el peligro constante del que eramos objeto, en aquellos años que teníamos la osadía como norma en todos nuestros actos, por querer cambiar algo que se podía apreciar a todas luces era necesario, se me presenta como un período sombrío, de incomprensiones continuas, de imposiciones, de una autocracia pero no solo política si no en todas las facetas cotidianas. Al final se consiguió y gran parte de culpa la tuvieron personas como Buero Vallejo, que con su obra nos decía que no estábamos solos...

Mi puntuación es de 8,5 sobre 10.


jueves, 1 de septiembre de 2016

Ofelia Descalza (Desirée Ruiz) (HADES)

¿Conoces todos los detalles de tu pasado?... ¿Estas seguro?...

Al acabar y casi antes de cerrarlo, intento buscar un vocablo, una frase o una definición corta, de lo que me sugieren las páginas que acabo de leer. En esta ocasión lo primero que me viene, es que se trata de un libro triste...¡muy triste!, los personajes que transitan ante nosotros son de lo mas variopintos pero siempre con un halo de aflicción a sus espaldas, asistimos a un conjunto de voluntades hipotecadas por un pasado que no pueden cambiar, unos errores sin vuelta atrás que consiguen atraparlos hasta dejarlos extenuados, cada uno esta sumido en sus miserias y nos muestra unas frágiles conciencias usurpadas por el remordimiento.

Nos narra la historia de Marcela, una mujer sumida en una vida previsible y devorada por la rutina.
Y así poco a poco, fue enquistándose en ese reducto cálido y a la vez opresivo de su hogar, dejando que los años pasaran sin apenas percibirlos, sin aprehenderlos, tranquilos, civilizados, cómodos, vacíos e inútiles”. De buenas a primeras se ve envuelta en un misterio que le afecta directamente, ¡su familia!. Una familia de la que creía era conocedora de los sucesos que acontecieron y a la muerte de su hermano empieza a sospechar que le podían haber ocultado parte de su vida.

Me atrevería a catalogarlo, como una historia de perdedores...Todos se dejaron algo por el camino; una infancia, creciendo con déficit de afecto; la vida, por un equívoco que nunca le dejaría volver a la superficie; su gran amor, aún teniendo algo de él siempre a su lado; su apego a la realidad, implorando un refugio divino; y la protagonista, la libertad, al volver a un hogar, sabiendo que mas tarde o mas temprano iban a volverla a anular como persona. “El orificio de Marcela comenzó a sangrar, desbordando una pena negra y densa”.

La investigación de lo que realmente sucedió, se convierte en una válvula de escape de su monótona existencia y consigue reunir las fuerzas necesarias para romper con algo que describe muy bien la autora y que en la realidad ocurre en muchos casos; se trata de lo que significa ir moliendo diariamente la autoestima de la otra persona, utilizar la convivencia para recalcar siempre sus debilidades. Nadie lo catalogaría de malos tratos, ni físicos por supuesto, pero tampoco psicológicos, me estoy refiriendo a ese aura de superioridad mostrada en todos los quehaceres diarios que te va minando y convirtiéndote en un satélite sin voluntad propia, a esas recriminaciones sutiles y continuas que se convierten en la única conversación diaria, esos reproches de “¡Parece mentira!” “¡Pero que pelma eres!” “¡ya te lo decía yo!” “¡eso son chorradas!”.... “ A veces se pregunta si todavía continua queriendo a su mujer, pero nunca pierde el tiempo como para llegar a una conclusión”.

Es un buen libro, me ha gustado mucho, se aprecia que esta trabajado, cuidado y muy bien escrito. Tiene algunos párrafos de gran belleza, utilizando un simbolismo en las acepciones que se convierten en verdadera poesía “..en el miedo, en ese terror paralizante que inspira la muerte y que se propaga haciendo temblar las carnes. Porque para Marcela no es tanto el adiós sino el adónde. E incomprensiblemente, el que Jaime ya esté muerto le produce en el fondo una absurda tranquilidad que anestesia una pequeñisima parte del dolor que le causa su ausencia: alguien amado la espera al otro lado o, al menos, ya está allí donde ella alguna vez irá. Es un consuelo extraño pero reconfortante: un referente, un asidero en el más allá”. No tiene miedo a delimitar en exceso los perfiles y a profundizar en ellos, dándonos un espectro bastante real de las peculiaridades de los protagonistas.

Aun pensando que la parte primordial del libro es lo expresado anteriormente, esa búsqueda iniciada por la protagonista, lo convierte en un libro muy ameno, e ir descubriendo a la par los episodios, sirve para que disfrutemos una lectura ágil, entretenida y fácil de leer. Si bien no lo encasillaría como un libro de misterio; en la investigación, las pistas son muy endebles, carece de giros relevantes y el desenlace es un poco descorazonador.

Destacar el comienzo de la novela y en concreto dos zarpazos sentimentales que me causaron un gran impacto emocional, ¡no me lo esperaba! “Por eso una ninfa de nueve años, arrodillada en el embaldosado frío, fue recogiendo uno a uno los diminutos fragmentos de cristal, y los fue amontonando -tres, veinte, cincuenta y tres...” y “..con una cuchilla de afeitar que apareció como por arte de magia en su mano, rasuró las cejas de Lluvia de diez años quieta, aterrada...” en verdad que a partir de ahí no sabes lo que te puedes encontrar en las paginas siguientes, te pone un poco sobreaviso.


En definitiva libro recomendable, no es uno más, te dejará huella y sin Alma (mi personaje), veremos que tal les va con su tienda de antigüedades y que otros casos les deparara el futuro....estaremos esperando.

Mi puntuación es de 7,5 sobre 10


lunes, 4 de julio de 2016

Bajo el cielo de los celtas (José Vicente Alfaro)

Un nuevo tiempo al que viajar y una nueva cultura por descubrir

Una vez empezado a leerlo y según avanzaba, esperaba encontrarme únicamente con la clásica historia de amor de tres personas, incluida claro esta, la no correspondida. Y en ese sentido, si que me ha supuesto una sorpresa agradable, pues en un momento dado abre varios frentes (asesinato, destierro, comienzos de la utilización del hierro, alianza para una guerra inmediata....) en los que te envuelve y consigue captar tu atención para ver como se van desarrollando cada uno de ellos.

Si a todo lo anterior unimos el trabajo de documentación de la época que nos esta describiendo, la información que nos transfiere de una civilización que por muy renombrada, no teníamos un conocimiento fidedigno de sus costumbres (al menos yo), sus tradiciones, sus convicciones sobrenaturales y sus habilidades para la sanación, tenemos en conjunto un libro entretenido y fácil de leer. "Los celtas acostumbraban a decapitar a sus enemigos más afamados, porque creían que de esa manera adquirían parte de su inteligencia, su fuerza y su poder. Después las cabezas eran embalsamadas con aceite de cedro y pasaban a ocupar un lugar de honor entre las paredes de sus viviendas."

El punto de partida es un niño y su deseo a toda costa de instruirse como Druida, desoyendo los consejos de su padre, que quería que continuara su trabajo en la forja. Así es como nos introduce en el organigrama de la convivencia de los celtas noricos y en unas usanzas que siempre giraban en torno a la naturaleza como su máxima aliada. "Lo único que Teyrnon lamentaba era no haber sido capaz de transmitir a sus hijos la pasión que él mismo sentía por el oficio."

Destacar la figura del Druida. Nos lo presenta como consejero espiritual, sanador y debido a su gran sabiduría, asesor del Rey. Eran personas que sin tener mandato especifico en la escala jerárquica tan fuertemente arraigada, se prestaban a socorrer y a procurar su juicio en los momentos que auguraban algún peligro para la tribu. Esa percepción exclusiva que desarrollaban, les permitía vaticinar los presagios, constituyéndose en el eje de la tolerancia y la relación de sus habitantes. "El saúco, por ejemplo, servirá perfectamente para ilustrar lo que digo. Su flor, recogida en primavera y servida en infusión, actúa contra las fiebres infantiles y los dolores de cabeza. Su corteza, recogida en otoño y hervida, es diurética y anticatarral. Y sus bayas, recolectadas en verano, poseen cualidades purgativas."


En la parte negativa. Entiendo que, como he dicho antes, al abrir tantos frentes la historia se enriquece, pero el desarrollo de las distintas tramas se tiene que exponer en su justa proporción. Pues bien, aquí parece que le hubieran dado una orden al autor, que el libro tenia que terminar en pocas páginas, nos encontramos con unos desenlaces que ademas de muy predecibles y muy blandos en su consistencia, los deja zanjado de una manera, entiendo yo, muy precipitada. 

Esta bien escrito, pero creo que nos lo proporciona demasiado “masticado”. Nos reitera los conceptos en demasía, y si esto esta bien cuando no lees el libro de una manera continuada para que no se te escapen algunas situaciones anteriores, resulta lo contrario si como vulgarmente se suele decir, “te lo lees del tirón”.

Libro ameno, recomendable, interesante las nociones de una civilización guerrera y una historia de amor que estará bendecida por los dioses....

Mi puntuación es de 6 sobre 10.



miércoles, 22 de junio de 2016

El diagnóstico (Edith Wharton)

Novela corta, escrita en 1930, en la que pone de manifiesto las reacciones de Dorrance, según difieren las noticias sobre su enfermedad, nos “abre en canal” sus dudas salpicadas de egoísmo, ante lo que parece inminente. Haciendo cómplice a Eleonor de sus temores.

Paul Dorrance y Eleanor Welwood, dos personas que aún conviviendo juntos, no son iguales los sentimientos que se profesan. Mientras en él, después de 15 años de relación, piensa que debe ponerla finEsta era Eleanor Welwood, desde hacia quince años la carga más pesada en su conciencia.” en ella su mayor deseo es seguir bajo su tutela, (su docilidad queda patente), además fue el detonante para que se divorciara del marido. En estas estamos, cuando recibe la noticia que los resultados de la pruebas que estaba esperando con gran recelo, son negativos, quedando al margen de todo tipo de peligro, es en ese momento donde se reafirma y toma mas fuerza la idea de abandonar a Eleonor; a sus 49 años le quedaba toda una vida para disfrutarla. Pero el azar le quiere jugar una mala pasada y encuentra en el suelo una vez que se han marchado los médicos, un informe desfavorable, con resultados totalmente contrarios a los que le habían vaticinado anteriormente “ ….los millones y millones que se creían vivos, como él lo había creído, y que de pronto se encontraban muertos,¡como él!”. Pensando que no le habían querido decir la verdad que el presentía, la reacción, aquí es donde esta la parte mas interesante y contradictoria de la narración, es pedir matrimonio a Eleonor; “Nunca había sido su intención -la del sano, enérgico, maduro Paul Dorrance- casarse con una mujer apagada por la que ya hacía mucho tiempo que había dejado de sentir algo excepto una amistosa ternura.” el apremio de lo que se le avecina y el calvario que le espera en esa figurada agonía, hace que tome esa decisión.“Se casaba simplemente para poner un centinela entre él y el espectro que acechaba en su umbral”. Ella accede de buena gana, e inician un largo y feliz viaje en el que cumple su papel de esposa, enfermera y confidente a la perfección.


Hacer mención al final, que no dejara indiferente
 a nadie. Uno llega a preguntarse quien es la victima y quien el verdugo, llegando a la conclusión que los intereses de las personas, están en muchas ocasiones por encima de los sentimientos, que los dos son reclusos de sus miedos, de sus mentiras y de sus conveniencias.

Edith Wharton nos hace reflexionar y profundizar mas allá de lo que estamos leyendo. El estilo preciso pero sin perder ni un ápice la distinción, nos deja siempre una sensación de asombro, mezclado con un poso de tristeza.


Mi puntuación es de 7 sobre 10.

viernes, 17 de junio de 2016

Lectura conjunta y tertulia de "Mientras sorprendan los días" y "El sueño del árbol" de Sara Mañero.





Te propongo que participes en esta actividad que creo va a ser muy entretenida. Consiste en realizar las preguntas que queramos a la autora de los libros, (en el grupo de literatura de Los libros de Carmen y amig@s de Facebook), una tertulia opinando sobre ellos, y por último, si quieres. la reseña. Todo esto quedará plasmado en un espacio conjunto para su mayor facilidad de consulta.

Esta iniciativa surgió de forma casual (como casi todo) y promovida por Carmen Forjan y yo. Que nadie vea aquí una promoción interesada por parte de la escritora; lo que nos motivó fue la calidad de sus novelas, poniéndonos en marcha en un principio, sin contar con su beneplácito. Es más, en un futuro se podría hacer con otros libros, siempre y cuando se cumplan las condiciones: que nuestra opinión sea muy
positiva y que el autor se encuentre entre nosotros (en el mundo de los vivos me refiero).

No lo pienses mas y participa, se trata simplemente de pasarlo bien....Gracias














Ya sé que no tienes tiempo y que estas hasta arriba de libros por leer, pero te propongo estas lecturas porque sé que me lo vas a agradecer. No hay regalos, no hay sorteos, solo las ganas de pasarlo bien, primero leyendo, después preguntando a la autora lo que quieras, una tertulia para decirnos que nos ha parecido y quien quiera, la reseña. Así que ánimo, decídete, que hasta primeros de octubre hay tiempo para leer dos libros que te van a apasionar.




LAS BASES SON:

  • Puede intervenir cualquier persona, tenga blog o no. Se agradecería, que si dispone de él, se publicaran las reseñas. Si no se tiene y desea divulgar sus opiniones, puede hacerlo en este, si me lo manda por correo. Al finalizar se reagruparán todas las reseñas en un espacio "virtual" para poder consultarlas.
  • Se puede participar leyendo los dos libros o solo uno (ninguno no, je..je..)
  • A principio de octubre se organizará una entrevista y una tertulia por cada libro en facebook, para compartir nuestras opiniones (se dirán con antelación las fechas y el hilo de comentarios correspondiente).
  • Lo que sí te pediría, es que si tienes intención de intervenir, lo dejes reflejado en comentarios, para tener una idea de cuant@s vamos a ser..
  • Bien en la tertulia, como en algún otro tipo de “reunión” , contaremos con la autora para que nos cuente los pormenores, y de paso algún secreto, de los libros.


De lo que se trata es de de pasarlo bien haciendo lo que más nos gusta: leer. No obstante si se os ocurre algo que pueda ayudar a que sea más divertido, no dudéis en decirlo.  Un saludo a tod@s.


Pilar, enfermera separada y madre de dos hijos adolescentes, se levanta una nueva mañana dispuesta a afrontar los retos de su vida cotidiana, entre los que no es el menor su lucha contra la enfermedad que padece desde hace unos años. Poco después suena también el despertador para Paco, su exmarido, a quien la separación y un paro de larga duración han hecho volver a la casa materna. A la misma hora, dos pisos por encima de Pilar, se despierta Mario, un vecino con quien solo ha intercambiado algún saludo cortés, pese a coincidir casi a diario. El día se inicia con sus sueños, sus expectativas, sus temores, pero la vida está dispuesta a sorprender a nuestros personajes de la manera más inesperada.







El sueño del árbol explora la historia de Filipinas a través de los ojos de un joven gallego cuya vida queda inexorablemente marcada por su experiencia en las islas. Desde su llegada a Madrid para buscarse la vida, Arnaldo emprende una travesía llena de expectativas y que termina por convertirse en un viaje iniciático que le lleva a vivir a caballo entre Madrid y Luzón. Se inicia así una saga de dos familias separadas por el océano que, a lo largo de varias generaciones, nos descubre una realidad desconocida, capaz de sorprendernos y emocionarnos. Dramas, amores, sueños, esperanzas, guerras y paces, muertos y vivos... Un compendio al que no falta detalle y que atrapa al lector desde las primeras páginas. La autora sabe asombrar y conmover.