sábado, 20 de febrero de 2016

En un rincón de alma (Antonia J. Corrales) (B de books)

Es un libro que te duele, esta lleno de ausencias, silencios, reproches, sinsabores, anhelos y escrito desde algún rincón del alma.

Siempre que empiezo a leer un libro de estas características, un viaje iniciático por las distintas etapas de la vida, lo hago con miedo a que el autor se regocije tanto en las reflexiones que no avance, que no salga de un bucle, que sus vivencias le sirvan de base y empiece a girar recreándose en sus encuentros y desencuentros con la felicidad, sin que nos de ningún hálito de ilusión para pasar la pagina.

Afortunadamente este libro no tiene nada que ver con eso, bien es verdad que se desnuda ante nosotros detallándonos los retazos de una vida, y lo hace realmente bien, vivimos con ella sus avatares, sus desconsuelos, sus alegrías, pero lo que creo que destaca en este libro, es que nos sentimos identificados, seguro que todos los lectores hemos vivido en mayor o menor medida, las soledades o entusiasmos que nos detalla, con atajos desiguales para solucionarlos o resultar vencidos por ellos; quien no ha convertido su vida en una rutina y quisiera romper con todo, quien no ha reprochado a su familia una mayor atención, quien no ha entregado tanto a los demás que cuando te quieres dar cuenta eres tu el que esta vacío, el que cuando quieres andar solo, no sabes dar ni el primer paso.

Así que asimilando que es un libro introspectivo, tiene la suficiente destreza al construir una trama con gotas sobrenaturales en donde la amistad, el destino, la muerte y algunos problemas tan terrenales como el alcoholismo (y no lo digo por el licor de bellota), los malos tratos y la infidelidad, se ponen de manifiesto, entrelazando una historia, bien llevada, muy bien escrita y utilizando un lenguaje con una pericia envidiable.

Se nos presenta de forma epistolar, a su madre y creo que aun no utilizando palabras malsonantes, ni despectivas, es muy cruel con ella, es el mayor reproche que se le puede hacer y no le da la oportunidad de ningún atenuante a su comportamiento, y lo que es peor ningún resquicio de perdón, muy duro.

Para terminar, decir que tiene frases sobresalientes, es pura poesía convertida en prosa, conoce el oficio y el oficio la conoce a ella y aunque el personaje de Omar, no me cuadra, le veo como a alguien flotando dentro de la historia, pero sin ubicación, (ni que decir a lo que se dedicaba), recomiendo este libro para pasar un rato muy agradable y de paso remover un poco nuestro pasado, seguro que lo consigue.

Mi puntuación es de 8 sobre 10.